Metodo

En los cursos de Orientación Familiar de FPF se sigue un método pedagógico que es esencialmente participativo, conocido como METODOLOGÍA DEL CASO. Este es un proceso didáctico que se comenzó a usar en la escuela de negocios de la Universidad de Harvard. En FPF este método adquiere una singularidad específica, ya que enriquecido con la experiencia, aporta a los matrimonios un sistema eficaz para mejorar las actitudes educativas en su familia.

Un programa concreto aborda aspectos diferentes de la educación y de la vida familiar que son presentados en forma de caso. Son pequeños relatos sacados de la vida real en el que subyacen uno o varios problemas relacionados con el tema específico que se trata en cada sesión.

La pedagogía de este método es simple: ante una serie de situaciones concretas de una familia relatada en el caso, los asistentes realizan un análisis de algunos aspectos de los problemas, situaciones, causas o circunstancias de las mismas.

Trabajo individual

Cada participante estudia la nota técnica y el caso por su cuenta. El lanzarse directamente a estudiar y resolver el caso, transmite un mensaje implícito muy importante: tú eres el que educas, no esperes a que te den soluciones.
A la vez que se adquieren conocimientos teóricos se despierta la iniciativa mediante la práctica. Formar opinión propia. Implicarse. (Duración estimada 20 minutos)

Trabajo en matrimonio

Otro día, marido y mujer tienen una sesión para trabajar el caso. Un problema grave en educación es la falta de unidad de acción, por falta de comunicación. Discutir un caso que no es mi caso, facilita enormemente el diálogo.
En la discusión del caso, marido y mujer se redescubren, hablan de cosas importantes y profundas sin estar a la defensiva. El resultado: se conocen mejor, se dan cuenta de que son capaces de afrontar los problemas de un modo eficaz, aprenden a ser objetivos en el conocimiento de la realidad, a plantear los problemas con precisión y a ser creativos en la búsqueda de soluciones. Hasta aquí el caso no sale de casa. (Duración estimada 30 minutos, pero si es más, mucho mejor para el Matrimonio)

Reunión de pequeños grupos

Cinco matrimonios se reúnen otro día para discutir el caso en la casa de uno de ellos. Se requiere un matrimonio, jefe de equipo, cuya misión principal es el ser un catalizador de amistad entre los miembros del grupo. Es un foro seguro por su tamaño y por su entorno, una casa, en el que cada uno puede contrastar sus enfoques con los de otros matrimonios. Se produce un efecto de apertura y de esperanza, ya que se descubre un campo de soluciones posibles más amplio que el considerado sólo por una persona o un matrimonio. A la vez, nos conocemos hablando de cosas importantes, lo cual hace fortalecer las amistades. Estas reuniones son consideradas como uno de los factores de éxito de este tipo de cursos. (Duración estimada 1 hora)

Las Sesiones Generales

Un moderador dirige la discusión del caso con todos los matrimonios participantes, en un día distinto de las reuniones de equipo. Es muy importante dejar espacio entre cada fase, pues es la ocasión idónea para que marido y mujer puedan comentar e interiorizar lo que se ha tratado.
Estas Sesiones se hacen en Auditorios y/o Salones amplios. Normalmente asisten de 20 a 25 Matrimonios. Indudablemente es la fase que culmina el proceso de cada caso y por tanto el momento en el que se adquieren interesantes y novedosos conocimientos. Es el remate que permite “poner patas” a todo lo que se ha ido construyendo en situaciones precedentes. Es el momento en el que si se han seguido bien las fases anteriores, verdaderamente se aprende y se establecen auténticos planteamientos de cambio y de mejora. (Duración estimada 1 hora)